AnálisisOtros gadgets y accesorios
Tendencia

Los cargadores inalámbricos de Xiaomi a análisis

Cuando adquirí mi Mi Mix 2s, una de las características que inicialmente no me llamó demasiado la atención fue la carga rápida. Pero os puedo asegurar que una vez que te haces a ella la ves con otros ojos.

A principios de agosto descubrí una nueva tienda china llamada GearVita en la que había gran variedad de productos de Xiaomi pero apenas encontré comentarios y opiniones respecto a ella. Decidí a aventurarme con una pequeña compra y adquirí el último cargador inalámbrico que Xiaomi ha sacado al mercado que incorporaba una carga más rápida que su primera versión.

Después de varias semanas usando ambos cargadores os traigo mis impresiones para ayudaros en vuestra elección.

Unboxing

En el empaquetado se nota que Xiaomi le dedicó más atención a la primera versión dado que hasta el momento ha sido la única que vende oficialmente fuera de China. Mientras que la última versión por ahora solo está disponible en ese país y han decidido abaratar costes en los materiales empleados en su empaquetado, usando más plástico y menos cartón.

Ambos cargadores traen el mismo contenido, la peana que incorpora la carga inalámbrica y un cable USB con conexión de tipo C. La única diferencia destacable es que la primera versión (la de color blanco) traía las instrucciones de uso en inglés, español a mayores de las típicas chinas que son las únicas que trae la nueva versión (la de color negro).

Características

A parte del color y un leve cambio en el diseño, ambos cargadores son prácticamente iguales. En el apartado estético, la versión blanca destaca por su construcción en plástico de gran calidad aportando una textura muy suave y antideslizante con unos acabados redondeados que le dotan de cierta elegancia. Por otra parte la versión negra combina metal y plástico para su carcasa externa y para la superficie de carga cuyos acabados son similares a su antecesor.

En ambos casos estos cargadores incorporan una goma en su base para evitar que resbalen sobre superficies pulidas. En cuanto a las dimensiones, la primera versión tiene 9,5 cm de diámetro y 1,24 cm de grosor con un peso de 150 gramos; mientras que su predecesor disminuye su diámetro a 9,4 cm y 1,3 cm de grosor con un peso algo menor con 135 gramos.

En cuanto a las especificaciones técnicas ambos tienen una entrada USB tipo C con entrada de corriente a 5V-2A o 9V-1.6A, además incorporan compatibilidad con Quick Charge 3.0 y pueden funcionar a temperaturas de entre 0 a 35 ºC. La gran mejora la incorpora la nueva versión en su salida de corriente con 5V-5W o 9V-10W, la primera generación su potencia máxima era de 7,5W a 9V.

Experiencia de uso

Si algo me temía con el uso de la carga inalámbrica era el aumento del tiempo frente a la ventaja del uso sin cables. No voy a mentir que pensaba que la carga en ambos casos sería mucho más lenta, acostumbrado a usar un cargador con QC 3.0 y a tener en hora y media mi teléfono al 100%.

Usando ambos cargadores la experiencia ha sido más que satisfactoria. Los dos incorporan un LED verde en el frontal que va a indicarnos que se está encendiendo cuando parpadea 3 veces; que está cargando si se mantiene fijo y en el caso de que no deje parpadear eso nos indicará que está en modo protección debido a un error (si utilizáis carcasas de metal o cualquier elemento de este material es muy probable que os encontréis con este fallo).

El gran fallo que Xiaomi ha cometido en mi opinión es que en ningún caso incorpora adaptador de pared. No estaría mal que por lo menos nos diesen la opción de comprarlo con él o no. Yo los he usado con un Aukey certificado con QC 3.0 para sacarles el máximo rendimiento.

La diferencia en cuanto al tiempo de carga entre ambos dispositivos es pequeña, entre 7 a 12 minutos más rápido es la ventaja que ofrece la nueva versión con 2,5W más de potencia.

Conclusiones

Llegados a este punto, la decisión de elegir uno u otro depende de si primáis la estética o el ahorro de tiempo. Ambos dispositivos cumplen con creces su objetivo y están fabricados con materiales de calidad aunque la diferencia de precio se nota con unos materiales un poco más pobres en la última versión. Para mi gusto me quedaría con la nueva versión debido a que me parece más estética, a pesar de la mejora en tiempo de carga que para mí no es esencial es un punto a mayores. La versión blanca se ensucia con mucha facilidad, parece que es un imán para coger toda la suciedad que tiene la carcasa.

Pros

  • Acabados elegantes (Versión Negra)
  • Mayor rapidez que su antecesor (Versión Negra)
  • Textura (Versión Blanca)

Contras

  • Mayor grosor (Versión Negra)
  • No incorpora adaptador de pared (ninguno de los dos)

Si preferís el cargador inalámbrico de color blanco en su versión global (la misma que se vende en España), podéis haceros con él en GearVita por 15€ (17$) con el cupón MitypeCW. Si preferís la nueva versión en color oscuro, la podéis encontrar por 12€ (14$) con el cupón MIQWC en la misma web. El envío es muy rápido entre 11 y 15 días en casa.

Estate al tanto de todas las novedades y ofertas de tu marca favorita en nuestro canal de Telegram. Si estás pensando en adquirir un nuevo producto de la marca y tienes dudas puedes consultar en nuestro grupo en Telegram o Facebook con una comunidad en continuo crecimiento.
Y por supuesto nos puedes encontrar en el resto de RRSS: Facebook, Instagram o Twitter.
¿Eres fan de la fotografía? Compártenos tus mejores instantáneas en nuestro grupo de fotografía.

Valoración

Tiempo de carga - 84%
Materiales - 76%
Relación Calidad/Precio - 81%

80%

Puntuación global

Renovación del cargador Qi de Xiaomi con un precio más competitivo y unos materiales algo más pobres pero con una carga muy rápida.

Comprar
User Rating: 4.06 ( 5 votes)
Etiquetas

Artículos Relacionados

Botón volver arriba